¿Una nueva Burbuja Tecnológica?

¿Una Nueva Burbuja Tecnológica?

Hace unos días Google compró a Skype por 8500 millones de dólares; LinkedIn entró a cotizar a bolsa y en su primer día de estreno, su cotización por acción subió alrededor del 109%, tal como menciona DealBook, Blog especializado en temas financieros del New York Times.
Parece que el frenesí de los actuales tiempos, ha hecho olvidar lo que pasó allá por los 90’s; pero, ¿no son éstos datos a lo mejor la punta del Iceberg?, ¿acaso no nos encontramos ante una nueva Burbuja Tecnológica?; consideremos algunos detalles que nos pudieran esclarecer ésta situación.
La compra de Microsoft a Skype, una compañía de servicios de llamadas y video por internet, por 8500 millones de dólares,  representa 10 veces sus ventas del año pasado y 400 veces su utilidad operacional; entonces, qué nos dicen estos indicadores; si recordamos, hace no mucho Google estaba dispuesto o al menos se rumoreaba que quería comprar Groupon por 6000 millones de dólares, y qué decir de la cotización de LinkedIn, que inicialmente cada acción valía 49 dólares y en su primer estreno, la acción se sobrevalorizó en 94 dólares cada una; si bien es cierto LinkedIn es una empresa sólida, pero, ¿amerita ser tan valorizada?, sus ganancias en el 2010 reportaron 15 millones de dólares, ¿pero esto acaso lo explicaría?. [1]
Parece que la historia es caprichosa y quiere reeditarse nuevamente, aunque ahora con matices diferentes, no estamos en los 90’s; ahora Internet y las nuevas tecnologías tienen un mayor impacto, existen alrededor de 2000 millones de internautas; el NASDAQ, un índice de referencia en la industria tecnológica, ha subido pero no ha llegado a los picos que tuvo en el 2000.[2] Asimismo hay que considerar que estos efectos pueden verte catalizados por: Progreso tecnológico, una nueva oleada de inversores ricos y, que el boom es mucho más global que la anterior burbuja[3]. La perspectiva de Internet ha cambiado los suficiente como para que la ley de Moore siga haciendo de las suyas; la proliferación de dispositivos móviles crece desmesuradamente; el crecimiento de los servicios que se entregan desde Internet, como es el caso de iTunes con su servicio de venta música Online, de DropBox  con su servicio de almacenamiento, Sppotify con su servicio para escuchar música Online, etc. Cada uno de estos tiene una importante masa crítica de usuarios y que de alguna forma presenta oportunidades para los inversores.
Lo cierto de todo esto es que, al parecer las empresas web están nuevamente de moda, y sus valoraciones algunas no son del todo consistentes con sus ingresos; a lo mejor esto explica porque todavía Facebook, o Twitter no hayan salido todavía a bolsa; porque sus fuentes de ingresos se resumen a una sola, básicamente la que adquieren por publicidad. Y todo esto puede acaso, por un lado aumentar el interés de los inversores, y también al mismo tiempo el riesgo de éstas empresas mientras sus fuentes de ingresos no se diversifiquen.

 

Post Relacionados